fondo-transparente

La Vida en el Campo y el Horticultor Autosuficiente, de John Seymour

Suficientismo 7 minutos1391 palabras

Hoy quiero hablaros de un libro. Pero no de un libro cualquiera. Si mañana hubiera algún tipo de catástrofe donde todas las ciudades fueran destruidas y solo pudiéramos salvar un puñado de libros con los que sobrevivir, sin duda éste sería uno de ellos. Este libro enseña cómo conseguir alimento variado y de calidad de la tierra. Estoy hablando de La Vida en el Campo y El Horticultor Autosuficiente, de John Seymour.

Voy a citar el texto que aparece en la contraportada porque me parece, sencillamente, magnífico:

Autoabastecimiento no significa retroceder a un nivel de vida más bajo. Al contrario, es la pugna por conseguir un nivel de vida más alto, alimentos frescos, buenos y orgánicamente elaborados, una vida grata en un ambiente agradable, salud corporal y la paz mental que nacen de un trabajo duro y variado al aire libre, y la satisfacción que proviene de la realización correcta y eficiente de tareas difíciles y complicadas.

Fuente.

Libro la vida en el campo
Una página cualquiera de este genial libro.

En origen fueron publicados dos libros de forma separada. Por un lado La Vida en el Campo y por otro El Horticultor Autosuficiente, pero actualmente pueden encontrarse en un solo volumen.

Este libro está repleto de información detallada con una narrativa que desprende sabiduría en cada frase y bellas ilustraciones. No es una tarea fácil transmitir una idea de cuánta información útil contiene este libro, pero aún así voy a intentarlo. Veamos cúal es su contenido:

Productos alimentarios

Antes de entrar en materia, John Seymour explica en este punto cómo desbrozar, drenar e irrigar un terreno. Explica cómo construir setos, cercas, si conviene usar un tractor o un caballo para las labores agrícolas autosuficientes, etc. Tras esto, detalla cómo preparar la tierra para la siembra y enumera distintos cultivos y sus propiedades, como cereales (trigo, avena, centeno, cebada, maíz, arroz, sorgo…) y otras plantas y gramíneas.

Huerto en una terraza
Bello huerto en una terraza

Alimentos de origen animal

Este apartado está capitalizado por la vaca. Al leer las líneas destinadas a este animal, queda en evidencia la admiración que el autor siente por este habitante de las granjas. Así, no solo explica los cuidados y las ventajas de poseer una vaca en una granja autosuficiente, sino que también explica cómo fabricar mantequilla, nata y queso con la leche de la misma. Una vez finalizado el análisis de la vaca, estudia lo procedente de contar con otros animales, como puede ser la cabra, el cerdo, las ovejas, los conejos, las aves de corral, etc. Incluso dedica un apartado para las abejas. Muy, muy completo.

Gallinero móvil
Diferentes tipos de gallinero móvil

Productos hortícolas

Quizás sea éste el grueso del primer volumen (La Vida en el Campo). Aquí, John Seymour detalla infinidad de aspectos sobre el huerto autárquico, desde los aperos del hortelano, hasta los invernaderos o la protección ante las plagas. Explica cómo cultivar hortalizas y legumbres y en qué temporada conviene plantarlas. La penúltima y extensa parte de este apartado está enteramente dedicada al estudio y cuidado de los árboles frutales, así como a la conservación de los frutos obtenidos de éstos, ya sea en conservas, embotellados, etc. Para terminar este capítulo, el autor nos regala una valiosa información con la que seremos capaces de fabricar, tan solo con aquello producido en nuestra granja, jarabes, vino, sidra, vinagre y mermeladas.

Productos de caza y pesca

Éste es un apartado breve. Si bien el amor que John Seymour muestra hacia los animales no le impide tratar una realidad en la vida del hombre autárquico (la caza y la pesca), sí que lo incita a hacer de éste un apartado breve. Es más, engrosa este capítulo hablando de plantas, nueces y frutos que se pueden recolectar en los bosques.

Energía natural

No podríamos hablar de autarquía y autosuficiencia sin tocar este punto. Comienza por lo que debería ser una prioridad para todos: el ahorro de energía. Tras ello, comenta las tres grandes fuertes de energías limpias: la hidráulica (sí, limpia cuando se entiende de la forma tradicional), la solar y la eólica. Para terminar, dedica un pequeño apartado a los combustibles extraídos de los residuos.

Ilustración de una granja autárquica
Casa con huerto

Artesanías

Éste es el último apartado de la parte que comprende la obra “La vida en el Campo«. Una vez que el autor ya nos ha explicado cómo alimentarnos y conseguir provisiones, nos da la oportunidad de llegar más allá y hacer nuestra vida más cómoda y sencilla gracias a la fabricación de cestas, productos de alfarería, ropas de lana y algodón, tintes, curados y curtidos de pieles, ladrillos, tejas y un largo etcétera.

Aquí terminaría lo que sería el primer volumen. Vamos ahora con la segunda parte, la que en origen se llamó “El Horticultor Autosuficiente«. Si bien es cierto que algunos contenidos aquí tratados ya se estudiaban en el anterior libro, el nivel de detalle con el que aquí se analizan hace que esta obra esté totalmente justificada y aporte un contenido realmente útil e importante. Veamos de qué trata esta segunda parte:

La horticultura durante todo el año

Vivir del campo requiere comida durante todo el año y John Seymour lo sabe bien. Por este motivo desgrana las características de cada estación y cómo debe afrontarlas el horticultor inteligente.

Organización de la producción del huerto

Cualquier labor que quiera ser realizada de forma eficiente requiere una labor previa de planificación y la tarea de conseguir el propio alimento no iba a ser menos. En este apartado el autor aconseja comenzar por terrenos pequeños y, una vez se dominen éstos, pasar a espacios mayores. Además, se explica cómo distribuir los bancales para las hortalizas, cómo disponer las hierbas aromáticas y cómo distribuir los árboles frutales. Una gran organización.

Fundamentos de la buena horticultura

Una vez que ya estamos organizados, el bueno de John nos dice cómo hacer las cosas bien. Desde el tratamiento del suelo a la fabricación y utilización del compost y abonos verdes, pasando por la lucha contra las plagas o la recolección, este capítulo se adentra en muchos aspectos tan diversos como necesarios.

Las hortalizas y su cultivo

Ilustraciones de hortalizas

Henos aquí con uno de los bloques centrales del libro: más de 40 páginas dedicadas al cultivo de las leguminosas, las crucíferas, las solanáceas, las umbelíferas, las liliáceas, las quenopodiáceas y las cucurbitáceas. Desde luego, si después de adquirir este conocimiento pasamos hambre, es porque queremos.

Los frutales y su cultivo

Este apartado es algo más breve que el anterior pero igualmente útil. Aquí aprenderemos a cultivar diferentes árboles de las familias de las rosáceas, las rutáceas, las grosulariáceas y las moráceas. Al finalizar este apartado, dedica uno muy breve al estudio del cultivo de las hierbas aromáticas.

Cultivo en invernadero

Invernadero
Invernadero y plantas exteriores

Vale, sé qué cultivar y cómo en cada estación pero… ¿qué pasa si el granizo arruina mi cosecha? ¿y si el verano es frío? ¿me muero de hambre? ¡No! John Seymour no dejará que te mueras de hambre fruto de las inclemencias del tiempo. Para ello, nos habla de los invernaderos: qué tipos hay, cómo cuidarlos, cómo regarlos, qué cultivos son aconsejados, etc.

Conservación de los productos del huerto

Otra buena forma de no morir de hambre, aparte de la del invernadero, es conservando lo recolectado en épocas de bonanza. Así, en este apartado se explica cómo fabricar salazones, secados, encurtidos, adobos, embotellados, mermeladas y jaleas, vino, sidra, hidromiel y congelados. Podrás vivir todo un año con lo obtenido en una sola estación. Cada vez me dan más ganas de tirar el ordenador por la ventana e irme al monte a vivir con este libro, de verdad.

Granja autosuficiente
Granja con casa.

Otros

Por si la información que se ha dado hasta ahora no fuera suficiente para salvar a la civilización 17 veces seguidas, John Seymour cree que se queda corto y añade un cierre de libro en el que, brevemente, toca muchos palos. Algunos de ellos ya fueron vistos en el volumen anterior (como los animales de corral), pero otros son muy novedosos y útiles, como pueden ser los estudios sobre el drenaje, los senderos, la fabricación de cobertizos y vallas, el cuidado de los aperos, la vida de las semillas y su rendimiento, etc.

Este libro se encuentra a la venta en Amazon y se puede comprar haciendo clic en el siguiente enlace:

Comprar La vida en el campo y el horticultor autosuficiente de John Seymour

Usamos cookies de terceros para mejorar servicios y analizar tráfico. Leer más